3-Desconfía de los precios excesivamente bajos porque pueden encubrir un deterioro en la calidad asistencial.