5-No creas en los tratamientos garantizados de por vida.